Compartir

La patronal del sector asegurador, Unespa, ha publicado una guía para hacer más comprensible el lenguaje que emplearán las compañías en la hoja informativa que deberán entregar a sus clientes antes de contratar un producto, según especifica la nueva Ley de Contrato de Seguro.

En una nota remitida hoy, Unespa explica que los términos jurídicos y la jerga profesional que utiliza el sector hacen que los seguros resulten, “en ocasiones, difíciles de comprender por parte del público general”, por lo que se trata de hacerlos más accesibles y fáciles de entender.

Con este fin, la guía incluye 51 términos que pueden ser reemplazados en los citados documentos de información, en su mayoría palabras técnicas, algunas de las cuales se dejarán de utilizar, mientras que otras serán sustituidas por términos más comunes, y otras irán seguidas de una breve explicación.

Algunos términos que ya no se utilizarán son, por ejemplo, “valor venal” (valor de mercado de un bien según la tasación de un perito) o “valor de reposición” (se diferencia del anterior por el margen comercial”.

Como ejemplos de los términos que la guía propone sustituir destacan “baremo” (tabla de valoración), “extorno” (devolución) o “rescate” (reembolso anticipado).

Por último, entre las palabras o expresiones que Unespa considera que deben ir explicadas en los contratos destacan “a primer riesgo” (importe máximo cubierto), “bonus-malus” -en autos- (cálculo del precio del seguro en función del historial de accidentes) o “carencia” (periodo en que todavía no se puede disfrutar de la cobertura).

De las más de 200 aseguradoras y reaseguradoras que pertenecen a Unespa, ya se han adherido a la guía 38, que representan más de la mitad del mercado, entre ellas Mapfre, que ya tiene en su web toda la información y las fichas de producto, con una explicación de todas las coberturas, exclusiones y demás información relevante.

Estos documentos de Información del Seguro (IPID en sus siglas en inglés) serán obligatorios próximamente para todos los productos de no vida (excepto grandes riesgos) según la nueva Ley de Distribución de Seguros, que transpone la directiva europea en esta materia, explica Mapfre en una nota.

Fuente: Finanzas
Compartir