Compartir

¿Cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo? Estas interrogantes no se emplean solo en el periodismo, también en el mundo del diseño; y uno de los momentos en los que debes planteártelas es justo antes de usar estampados al decorar.

Ya seas amante de los colores llamativos, o te inclines más por las paletas neutras, siempre hay lugar para sumar acentos florales, geométricos, abstractos, rayas o puntos de forma moderna y chic. A continuación te damos algunos consejos para que las estancias no luzcan sobresaturadas.

CÓMO USAR ESTAMPADOS AL DECORAR

Escalas

Los textiles como cojines, alfombras y cortinas; así como el papel tapiz son ideales para avivar los espacios. La clave, según los expertos, es guiarse por una escala: un printgrande, otro mediano y uno más pequeño.

De esta manera, se puede jugar con ellos para crear un punto focal. Por ejemplo: combina los menos similares en el sofá de la sala y, para contrastar, matiza con el otro en el mismo cuadro.

Sin match

Otra de las claves al usar estampados al decorar es ser un poco más flexible con respecto a los colores. Para asegurar un efecto elegante, usa los complementarios; y para hacerlo aún más interesante, atrévete a salir de lo común.

No temas introducirlos en rincones, en las paredes, columnas y hasta en el piso.

Por temporadas

Recuerda que si quieres cambiar la estética –y el feeling– de una habitación, basta alternar los accesorios y, quizás, la disposición de los muebles. También, si buscas algo más dramático, pues las mantas, esterillas y hasta los cuadros te serán útiles.

TIPS ADICIONALES

  • Una de las reglas de los diseñadores de interiores al usar estampados al decorar es mantenerse en la misma familia de figuras. Así, si elegiste círculos, varía entre óvalos y lunares; no cambies a rombos o hexágonos.
  • Cuida los acabados y las texturas, pues lo que se desea es que el área sea cómoda e invite a pasar tiempo en ella.