Compartir

los 20

En esta edad es muy importante tomar mucho calcio, ya que tus huesos comienzan a fortalecerse.

Para esto, es primordial consumir alimentos como: lácteos, verduras verdes o suplementos.

Consume mucho hierro, mismo que puedes encontrar en alimentos como: carne magra roja, frijoles, verduras de hoja verde y cereales fortificados.

Recuerda realiza una rutina de ejercicios por lo menos dos veces por semana.

De igual manera, evita los refrescos, alcohol, y bebidas altas en azúcares que no te aportan nutrientes.

los 30: 

Es primordial comer cinco veces al día, (tres regulares y dos colaciones saludables entre comidas), esto te ayudará a mantener altos los niveles de energía, tanto física como mental.

Es importante consumir comidas con verduras de hojas verdes para la desintoxicación de nuestro organismo, así como frutas, leguminosas, fibra, agua y lácteos.

Recuerda darte un tiempo para ejercitarte; es fundamental para tu salud, ya que te ayuda a mantener tu peso y controlar los niveles de estrés y ansiedad.

Los 40:

A esta edad es vital cuidar las calorías que consumimos, ya que nuestro metabolismo comienza a alentarse, por lo que es posible aumentar de peso.

Lo que tienes que hacer es mantener un control sobre las calorías que ingieres, así como la ingesta de grasas y carbohidratos refinados.

La masa corporal magra disminuye naturalmente durante esta década, pero puedes cuidarte con ejercicios de resistencia y proteína adecuada.

Los 50:

Cuando se alcanza esta edad, es normal que algunas mujeres puedan encontrar inmersas en el estrés, por ello, es importante aprender a controlar la tensión.

La mejor manera de combatir el estrés es manteniéndote activa, descansando, consumiendo mucho calcio y apoyándote de tus amigos y familiares más cercanos.