Compartir

La reducción de los accidentes laborales, supone muchos beneficios, los evidentes para la sociedad, los trabajadores y sus familias, y beneficios también para las empresas, ya que una reducción de accidentes laborales, supone la reducción de bajas por enfermedad, menores costes e interrupciones en los procesos de de Producción de las empresas,  y reduce los pagos de los Seguros.

Algunos consejos útiles:

  • Se deben realizar una Evaluación de Riesgos:  se decidirán cuáles son las medidas de prevención necesarias y se establecerán los términos para su adopción.
  • Establecer las medidas necesarias para cada peligro en dependencia del grado de riesgos que suponen y la gravedad del daño que puedan originar. Algunos factores de estudio son: el lugar de trabajo, los equipos e instalaciones, el transporte, la formación e información de los trabajadores, trabajos en altura, incendios y explosiones, sustancias peligrosas, factores piscosociales.
  • Resbalones, tropiezos y caídas, son la principal causa de accidentes laborales en todos los ámbitos.  Por ello deberá ponerse especial interés en el mantenimiento de las instalaciones, para prevenir este tipo de accidentes.
  • Información y Formación, los trabajadores tienen derecho a recibir información acerca de los riesgos para su salud y seguridad, las medidas preventivas a adoptar, primeros auxilios y procedimientos de emergencias en la empresa, así como recibir la Formación necesaria del sistema de gestión de seguridad, las responsablidades de los empleados y los peligros y riesgos específicos, así como de las medidas preventivas y lo equipos de protección.