Compartir

Cuando eres propietario de un vehículo estás obligado por ley a que tenga un seguro en vigor durante todo el año, por lo que la mayoría de las aseguradoras ofrecen pólizas con esta duración que se renuevan automáticamente a su vencimiento.

Sin embargo, hay algunas situaciones en las que no merece la pena pagar un seguro para todo un año, ya sea porque ha vencido la póliza y quieres vender el vehículo en los próximos días, o porque has comprado uno lejos de tu ciudad y antes de asegurarlo quieres desplazarlo hasta tu domicilio, o porque ninguna compañía te quiere asegurar y necesitas unos días más para seguir comparando precios y coberturas en nuestro comparador de seguros.

Para estos casos te puede interesar contratar aquí un seguro de coche o moto temporal, por una duración de entre uno y 28 días o un seguro por semanas por un tiempo de entre una y doce semanas. Este seguro es una póliza a terceros con cobertura de responsabilidad civil, defensa jurídica, reclamación de daños, seguro de conductor y asistencia en viaje con remolque hasta el taller que elijas con un límite de 100 kilómetros desde el lugar del accidente.

Fuente: Arpem
Compartir