Compartir

La situación es tensa de por sí. Una tiene que estar alerta, expresarse correctamente, dar constancia de la experiencia cumulada, al tiempo que se controlan los tics y procuramos ser empáticas con los potenciales jefes. Si bien practicar antes del gran día te ayudará a relajarte, es importante que tengas en cuenta estas reglas de etiqueta para entrevistas laborales.

Hay que recordar que somos humanas y, por supuesto, corremos el riesgo de que los nervios nos traicionen en el momento menos indicado…

REGLAS DE ETIQUETA PARA ENTREVISTAS LABORALES

Las fases de selección varían dependiendo del cargo al que estés optando; pero sí hay unas cuantas preguntas difíciles que debes preparar con anticipación. Ahora, para lograr una buena impresión, sigue estas recomendaciones profesionales.

ANTES

  • Investiga acerca de la empresa, sus valores y, de ser posible, extrae algunos ejemplos que puedas mencionar en la conversación.
  • Lleva en tu bolso un cuaderno de notas, bolígrafo y al menos una copia de tu currículo ¡Nunca sabes cuándo te la pedirán!
  • Estilismo: lo mejor es optar por un maquillaje neutro, atuendos clásicos y peinados como medias colas o moños de bailarina.
  • Apaga el celular y bota el chicle antes de entrar.
  • Llega 15 minutos antes de la hora señalada.

DURANTE

  • Sé educada con todo el mundo, pues no sabes con certeza quién te entrevistará.
  • Al presentarte, da un apretón de manos que demuestre tu confianza.
  • Mantén una buena postura.
  • Otra de las reglas de etiqueta para entrevistas laborales es el famoso “hablar y escuchar”. Respira y utiliza las pausas a tu favor.
  • Cuando finalice, siéntete libre de preguntar cuándo se tomará la decisión, y si puedes hacerle seguimiento.
  • Dar las gracias por el tiempo dispensado también sumará unos cuantos puntos.

POST-ENTREVISTA

  • Uno de los trucos que no debes desestimar son los posts en tus redes sociales. Por nada del mundo hagas mención en Twitter, Facebook o Instagram. Eso puede sacarte del grupo de candidatos en minutos.
  • Seguimiento: Si ves que llega la fecha indicada y no has tenido respuesta, contacta a las personas de recursos humanos o afines; pero no antes.
  • También se cuenta entre las reglas de etiqueta para entrevistas laborales enviar un correo o nota personalizada agradeciendo la oportunidad.