Compartir

Un emprendedor, además de conocer su producto, mercado, la competencia, tiene que desarrollar ciertas capacidades que le permitan tener ventaja sobre sus competidores y por esto, la importancia de conocer qué tipo de emprendedor eres. Esto ayuda a conocer las propias cualidades y obtener el mayor provecho de ellas, así como a trabajar sobre aquellos aspectos que se necesitan mejorar.

De acuerdo a la doctora Sylvia Mónica Pérez Núñez, académica en la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Universidad, existen  capacidades y motivos que dan paso a la siguiente clasificación:

  • Emprendedor de las oportunidades: es aquel individuo con la habilidad para detectar oportunidades en medio del caos. Esta es una cualidad única que permite saber cuándo y cómo entrar en un nuevo mercado o hacer crecer el negocio aprovechando las oportunidades que se van presentando en el camino.
  • Emprendedor intuitivo: este tipo de emprendedor toma decisiones confiando en su sexto sentido. No siempre está completamente seguro de haber tomado las mejores decisiones, o de que sus estrategias funcionen, y sabe que el tiempo y el camino que tome van a llevar el negocio por la ruta del éxito. Es importante que este emprendedor se rodee de especialistas en temas relevantes del sector de su negocio para disminuir riesgos.
  • Emprendedor especialista: contrario al emprendedor intuitivo, este tipo de emprendedor toma decisiones respaldadas por el estudio de todos los temas relevantes para su negocio.  Tiene un plan estratégico, sabe cuáles serán los siguientes pasos a seguir, es un líder que siempre sabe lo que tiene que hacer, está en una continua búsqueda de aprender o mejorar.
  • Emprendedor de la persuasión: como se dice coloquialmente, este emprendedor tiene el don de vender arena en un desierto. Es totalmente persuasivo, sabe cómo vender su producto. Se enfrenta a su mercado con confianza, habla con las personas, conoce que quieren, que necesitan y como les gustaría adquirir cierto producto o servicio para así ofrecer precisamente lo que le comunicaron.
  • Emprendedor que nació emprendedor: este emprendedor desde su infancia vende algo, ya sea golosinas en la escuela o la típica limonada en la banqueta de su casa o en el parque. No le teme a la aventura, busca y encuentra la mejor forma de aprovechar situaciones para mejorar su propuesta de negocio.

Y tú, ¿qué tipo de emprendedor eres?

Fuente: Entrepreneur
Compartir