Compartir

La semana petrolera comenzó con precios a la baja este lunes pese a la decisión de la OPEP de prolongar el recorte productivo por encima de marzo, lo que vieron con muy buenos ojos los operadores de mercado.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y 10 productores independientes acordaron el 30 de noviembre en Vieja mantener los límites de la producción hasta el último día del 2018 con la finalidad de impulsar los precios.

El barril de petróleo tipo Brent del Mar del Norte para entregas en febrero cotizó a 63,47 dólares al inicio del mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE).

Este carburante perdió 26 centavos de dólar (0,41 por ciento) respecto al cierre previo, de 63,73 dólares por barril.

En tanto, el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI), también para enero, descendió 38 centavos de dólar (0,65 por ciento) y cotizó a 57,98 dólares por barril.

La OPEP y sus aliados acordaron en el primer trato el recorte de la producción de 1,8 millones de barriles al día.

Esa medida, tomada por los principales productores de crudo, tanto los pertenecientes a la OPEP como los que están fuera de la organización, comenzó a aplicarse en enero de 2017 y estaba contemplada, en principio, hasta marzo de 2018.