Compartir

Las personas con trastornos mentales graves presentan mayores tasas de tabaquismo y de obesidad respecto a la población general, según ha revelado un estudio que aborda los factores de riesgo cardiovascular de estos pacientes como grupo homogéneo.

La investigación establece una relación entre la obesidad y los trastornos psiquiátricos, teniendo en cuenta que la sufren el 52% de los pacientes con trastorno bipolar y el 44% de los que padecen depresión, ha informado este lunes el Idiap Jordi Gol en un comunicado, informó europaress.es.

El estudio constata que, de entre los pacientes con trastornos mentales graves, el subgrupo de depresivos es el que presenta un mayor riesgo cardiovascular y una peor calidad de vida, de forma que este colectivo tiene un riesgo del 6%, respecto al 5% de la población general.

Según la investigación, un 46% de los pacientes que sufre una depresión consume alcohol y un 67% tiene altos niveles de colesterol: “Es un grupo en que el sedentarismo, la dejadez en los hábitos de vida saludable y la apatía desembocan en una peor autocuración personal”, ha dicho Foguet.