Compartir

La motivación laboral es la capacidad de una organización para mantener el estímulo positivo de los empleados enfocado al logro de sus objetivos.

Las corporaciones conseguirán el éxito en la medida en que los objetivos de los empleados se alineen con los suyos. Factores concretos como las condiciones de trabajo, la actitud de los supervisores, el ambiente entre compañeros, el salario justo, la promoción adecuada, el cuidado de la salud… son los que miden el bienestar de una corporación, en opinión de Milton Blum y James Naylor.

Las empresas rentables lo son porque sus empleados se sienten felices y están más comprometidos. Para ello resulta imprescindible establecer programas de bienestar. Estas políticas empresariales tienen resultados medibles, y el retorno de la inversión supone, como mínimo, el doble de la cantidad gastada. Y no solo en productividad, también en reducción de bajas laborales. Algunos estudios reflejan que un trabajador feliz es un 20 % más eficaz que uno insatisfecho.

Los líderes empresariales deben desarrollar políticas de bienestar que contemplen estos aspectos:

1. La prevención de riesgos laborales además de ser un mero cumplimiento de la normativa, ha de ser un desvelo para proteger y cuidar lo más preciado de la corporación: el equipo humano. El trabajador tiene que ver y sentir que su empresa se preocupa por él.

 2. Las instalaciones deben ser las adecuadas para que el equipo se sienta a gusto. La mejora de los espacios de trabajo, para que las personas se sientan bien, ha de ser constante.

3. En el caso del trabajo sedentario, a la larga, provoca insatisfacción y problemas de salud. Lejos de exigirles permanencia en la silla, hay que facilitar el movimiento, dentro de lo posible. Es necesario promover actividades saludables mediante espacios para el ejercicio, la organización de competiciones deportivas, bonos en gimnasios cercanos…

4. Las corporaciones harán bien en cuidar los menús equilibrados y habilitar espacios de comida saludable para que los trabajadores puedan, si así lo desean, llevar su propio alimento y compartir ese tiempo con los compañeros.

5. Es imprescindible facilitar la conciliación de la vida laboral y personal, con flexibilidad horaria y teletrabajo cuando sea posible.

6. Las empresas que ofrecen ventajas como guarderías, transporte, seguros médicos privados… crean una mayor fidelización y retención del talento.

7. El reconocimiento es clave para el ser humano. Recompensar el esfuerzo de los empleados mediante un salario justo y una promoción adecuada, es parte de ello.

8. Hay que establecer retos empresariales que motiven al esfuerzo en equipo; eso fomenta el sentimiento de pertenencia al grupo y el buen ambiente. Todos los motivos de queja deben ser oídos cuanto antes y atendidos de forma razonable.

9. Contribuir a las causas sociales y cumplir con la responsabilidad social corporativa refuerza los lazos con la empresa e intensifica el sentimiento de pertenencia al grupo.

Fuente: Mundiario
Compartir