Compartir

Al igual que el cabello, necesitamos peinar nuestras pestañas pestañas todos los días para estimular su crecimiento.

Lo ideal es hacerlo todas noches antes de aplicarnos algún aceite; recuerda que el cepillo debe estar muy limpio.

El aceite de oliva sirve más que todo para limpiar los folículos de las pestañas eliminando aquello que está contaminando, logrando así estimular el proceso de crecimiento.

El té de manzanilla también ayuda un montón, si colocas un poquito con un algodón tus pestañas crecerán sanas y flexibles.

FuenteEme de mujer
Compartir