Compartir

La industria aeronáutica invierte 30.000 millones de euros en asegurar los 300 satélites espaciales en órbita, según la aseguradora española Mapfre, que destaca la importancia de una tipología “en plena evolución” entre otros, por los crecientes lanzamientos múltiples de estos aparatos.

Para la directora de aviación y transporte de Mapfre Global Risks, Paola Serrano, existen dos momentos críticos, el lanzamiento, en el que la operación alcanza el mayor riesgo, y la fase en órbita, “cuya cobertura tiene una duración de 12 meses y se renueva anualmente hasta completar la vida útil del satélite, que suele ser de 15 años”.

Durante el encuentro “La industria espacial, sus tendencias, riesgos y productos aseguradores” organizado hoy por Fundación Mapfre, Serrano ha insistido en el progreso de estos servicios, ofrecidos por cerca de 40 compañías que actualmente se reparten los riesgos aeroespaciales.

Una situación que dista de la inicial “conquista del espacio”, cuando eran los Gobiernos los protagonistas de dicha actividad y los únicos responsables a la hora de asumir los daños y los costes si algo no salía según lo planeado.

La gerente de control de gestión, presupuestos y seguros del operador español de satélites de telecomunicaciones Hispasat, Peña Solano, también se ha referido a la “gran importancia” de asegurar estos aparatos, localizados en ubicaciones inaccesibles en las que no es posible realizar ningún tipo de reparación “in situ”.

Por este motivo, ha explicado, “un año antes de la fecha prevista para un lanzamiento y una vez cerrado el diseño técnico, se planifican actividades para contratar los seguros, que comienzan con una presentación del riesgo al mercado asegurador de espacio”.

“A finales de los 90, el coste de los seguros en el momento del lanzamiento oscilaba entre el 20 % y el 25 %. Hoy esa horquilla se ha reducido al 5 % y 7 %”, ha concluido Serrano, que ha atribuido esta disminución de los fallos a la mejora de la tecnología.

Fuente: Finanzas
Compartir