Compartir

La VI Convención Anual para Comisiones de Control de Planes y Fondos de Pensiones de Empleo de Willis Towers Watson ha abordado las claves para optimizar la rentabilidad a largo plazo de los planes, concretándose las medidas en cuatro puntos: iliquidez, las nuevas estrategias de inversión, la gestión de costes y la inversión sostenible.

En particular y lejos de la creencia de que las oportunidades de inversión para lograr rentabilidad solo han de basarse en componentes financieros, en el foro se remarcó que la realidad es que la inversión socialmente responsable aspira a proporcionar una extra rentabilidad a largo plazo relevante.

Los paradigmas económicos, la creciente importancia de la geopolítica, los avances tecnológicos y los desarrollos normativos, unidos a una mayor concienciación social, suponen un conjunto de oportunidades y amenazas para el conjunto de inversores. Ante estos retos temporales, la consultora anima a las comisiones de control recuerda que existe una prima por la inversión a largo plazo que puede ser explotada.

Redefinir la planificación de la vida laboral de los empleados

Por otra parte, la Confederación de Empresarios de Sevilla y Willis Towers Watson han celebrado una jornada sobre el impacto en las empresas de la situación actual de las pensiones, en la que los temas principales han sido cómo afrontar una salida ordenada cercana a la jubilación y los retos a los que debe hacer frente la empresa.

Los directivos de la firman han destacado la importancia de que las empresas realicen un análisis interno para redefinir la planificación de la vida laboral de sus empleados y entiendan las nuevas realidades “como una oportunidad para reorientar sus estrategias hacia una nueva estructura y planificación que permita obtener unas condiciones óptimas para la salida ordenada de la plantilla a corto, medio y largo plazo”.

Fuente: Inese
Compartir