Compartir

Si ya intentaste dietas, ejercicios y nada funciona para eliminar la grasa abdominal, una solución a esos problemas es la abdominoplastia: un procedimiento en el que el paciente puede aplanar su abdomen y eliminar la grasa suelta, exceso de piel y el endurecer los músculos de la pared abdominal. Eso no es todo, también puede eliminar la mayoría de las estrías que se encuentran en el abdomen inferior de existir obviamente.

Es una intervención bastante popular después del embarazo, debido a la pérdida de peso masiva o cada vez que un abdomen flácido con músculos débiles perjudica el contorno del cuerpo. La mayoría de los pacientes reportan una mejor autoestima como resultado de este procedimiento.

Se aflojará la piel de la pared abdominal a la caja torácica y luego colocará suturas en la fascia de los músculos abdominales para empujarlos hacia una posición más apretada. Esta es la porción de reparación muscular de la cirugía. Después de suturar sus músculos abdominales, el cirujano eliminará el exceso de grasa mediante la liposucción u otros métodos. Su piel abdominal se estira entonces sobre su línea de la incisión y el exceso de piel se quita.

A continuación, el cirujano marcará la colocación del ombligo. Aunque la piel alrededor de su ombligo se ha movido, el ombligo casi siempre permanece en el mismo lugar. El cirujano corta un agujero a través de la piel y sutura alrededor del ombligo.

En una abdominoplastía completa, el cirujano suele insertar uno o más drenajes para evitar la acumulación de líquido, lo que puede causar presión en la incisión. El objetivo del cirujano plástico es para ayudarle a lograr los mejores resultados y hacer que su experiencia quirúrgica sea tan fácil y cómoda como sea posible.