Compartir

KiVa, de la mano de Santillana, se está implementando en 35 establecimientos educacionales de Chile.

Luego de más de un año de llegado el programa KiVa al país, este ha demostrado buenos resultados en su proceso de implementación en establecimientos educacionales públicos y privados, en concordancia con lo obtenido de un estudio realizado por la Universidad de los Andes donde se logró un impacto positivo en establecimientos educacionales vulnerables de la Región Metropolitana.

El bullying escolar es una problemática creciente, que está siendo cada vez más denunciado y que está exigiendo a los establecimientos educacionales tomar medidas adecuadas en base a protocolos de intervención previamente estipulados. Según cifras de la Superintendencia de Educación durante del primer semestre de 2018 fueron recibidas 1.425 denuncias por maltrato entre alumnos, al mismo tiempo la misma entidad publicó recientemente una nueva circular para establecimientos educacionales públicos y privados, con instrucciones para reforzar los protocolos y manuales en materia de convivencia escolar.

El acrónimo KiVa proviene de la unión de 2 palabras finesas que son “Kiusaamista Vastaan” que significa “en contra de la intimidación”. El programa fue diseñado por la Universidad de Turku de Finlandia, y fue lanzado en 2009 llegando a ser implementado en hasta el 90% de las escuelas de ese país. Debido a su éxito se ha expandido por varios países de Europa y en Latinoamérica está presente en México, Colombia, Perú, Argentina y Chile.

Durante el primer año de implementación del programa KiVa en Chile se ha constatado una buena recepción por parte de la comunidad escolar, específicamente de los estudiantes, profesores y equipos de convivencia de los establecimientos educacionales adscritos. Una de las razones de ello, es el atractivo que tiene la metodología de trabajo de los tópicos de cada sesión en aula, lo cual ha permitido a los estudiantes asimilar los valores KiVa que buscan instalar una cultura antiacoso en el grupo curso.

Un estudio en 39 escuelas vulnerables del país realizado por la Universidad de los Andes y financiado por Conicyt y la Academia de Ciencias de Finlandia, logró evidenciar una reducción del 10% en los niveles de victimización para 5to básico, luego de la implementación del programa KiVa durante 2017.

“En estudios desarrollados en Finlandia y otros países se ha confirmado que KiVa contribuye a mejorar la convivencia escolar, la motivación por estudiar, disminuye la angustia y la depresión. KiVa, tiene por objetivo cambiar las normas de convivencia que rigen al grupo curso, en el cual conviven acosadores, acosados y testigos activos y pasivos, siendo estos últimos dos grupos en los cuales hay que lograr influir para lograr detener el bullying”, señaló la Dra. Christina Salmivalli, creadora del programa KiVa y académica de la Universidad de Turku, Finlandia.

Con el objetivo de garantizar un ambiente de aprendizaje tranquilo y seguro para todos, el principal foco de KiVa es ofrecer herramientas efectivas para prevenir el bullying, a través de talleres presenciales, juegos on line y videos, en donde todos los estudiantes participan.

Fuente: Lifestyle.americaeconomia
Compartir