Compartir

Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria, indicó este jueves que las empresas en Venezuela comienzan a endeudarse para “dar un poco más de continuidad” a sus funciones, en medio de lo que calificó como “una medida desesperada”, posiblemente por mantener la responsabilidad con los trabajadores.

Durante el Foro Códice Ley de producción Nacional, Olalquiaga explicó que para mantenerse a lo largo de los últimos 15 años se consumieron las carteras de las empresas, como Alimentos Polar, y consideró que: “El Ejecutivo nacional tiene una cuantificación equivocada de las carteras de divisas que las empresas pueden tener en el bolsillo propio, tienen una percepción muy ignorante, sobre como se pueden manejar las variables macro de la economía”.

Señaló que el Gobierno nacional tiene “carencias de comprensión en cómo funciona una economía y con el concepto equivocado de que las empresas disponen de una cantidad de dólares que en realidad no tienen”. Las empresas han convertido los bolívares en divisas a través del control de cambio, para utilizarlos en la importación de materia prima, explicó.

Por su parte, el diputado a la Asamblea Nacional, Àngel Alvarado, consideró que los controles económicos en el país “son excesivos”. Informó sobre la consulta de un proyecto de ley que, en primer lugar, plantea dos controles la Ley de Precios Justos que “ha hecho una economía poco flexible” y, el control de cambio.

Con respecto al control de precios detalló que en Venezuela existe una economía con una alta inflación que deja “rezagados” los precios, lo que trae como consecuencia la escasez porque las empresas dejan de percibir un margen de ganancias. Para ello, consideró que se debe flexibilizar el control de precios.

Apostó por la producción nacional como solución a parte de la crisis económica en el país, destacó que el modelo importador “fracasó” y que además es un modelo muy propenso a ser tocado por la corrupción.

caraotadigital.net