Compartir

Llegó el mes de diciembre, y con éste la temporada favorita de muchas para cambiar la ambientación. Además del tradicional árbol, nacimiento y coronas, uno de los accesorios más populares es la guirnalda navideña ¡y hoy te contamos cómo hacerla con cintas y unas cuantas bambalinas!

Esta idea no requiere que desempolves esa antigüedad artificial que tienes en el clóset; sino en replicar la forma tradicional utilizando unos pocos materiales y tu creatividad ¿Te animas?

Guirnalda navideña con cintas

Además de ser una manualidad muy simple, es uno de los proyectos decorativos más populares en las redes sociales este año. Incluso podrás variar de estilo, colores y mostrar esa colección de accesorios que, simplemente, se perdería en cualquier otro sitio.

Qué necesitas

  • Instalación de luces blancas o de colores (opcional)
  • 3 metros de cinta de 2cm de ancho
  • 2 metro de cinta fina (de 0.5cm de ancho)
  • Adornos varios

Paso a paso

  1. Lo primero es decidir en qué lugar de la casa, oficina o local comercial vas a situar la guirnalda navideña. Nosotras te recomendamos en el arco del pasillo de entrada o en la pared de fondo del comedor; también es válido suspenderla a media o baja altura, para que se ajuste a una credenza, espejos, o justo detrás del sofá.
  2. Segundo, mide el largo de la cinta. La idea es que tenga una ligera curvatura hacia abajo; es decir, que guinde. Si vas a emplear luces, calcula para que los enchufes queden lo más escondidos posibles.
  3. ¡Tiempo de anudar! Corta trozos de la cinta más delgada y comienza a engarzar las diferentes miniaturas. Para que tenga un efecto shocking, trata de mezclar formas redondeadas, con copos de nieve, carámbanos de cristal y las que asemejan dulces.
  4. Luego, ata por separado cada bambalina a la cinta o cordón más grueso.
  5. Para terminar, cuelga tu guirnalda navideña y asegúrala con nudos dobles en los extremos, o un par de clavos cortos.

Via: Emedemujer