Compartir

Más de tres millones de personas padecen de hipertensión y diabetes en el país, por lo que los 10 millones de unidades de medicamentos que llegaron solo alcanzaría para cubrir un mes de suministro, aseguró Francisco Valencia, presidente de la ONG Coalición de Organizaciones para el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida).

Con ese anuncio el Gobierno “reconoció” que en el país existe una situación compleja con estos insumos y además está dando un “auto indicio” de que la industria de medicinas está paralizada, ya que el suministro debería ser algo “normal” y “continuo”, señaló el activista la mañana de este jueves en un foro radial para Circuito Éxitos.

La escasez de medicinas se debe a la falta de divisas que afecta a la industria farmacéutica nacional, la cual está trabajando “muy por debajo” de sus capacidades, apuntó Valencia. Recordó que en un principio los dólares preferenciales que asigna el Gobierno serían otorgados a los sectores de la salud y los alimentación, pero esto no se está cumpliendo. “Matan el acceso de los venezolanos a los medicamentos, denunció.

El presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven), FreddyCeballos, señaló por su parte que Venezuela vive una situación “crítica” con un 85% de escasez de medicamentos, principalmente de antibióticos para niños. “Están acabando con los derechos humanos”.

Cuestionó que el Gobierno no quiera aceptar la apertura de un canal humanitario, que aunque “no resolverá el problema” solventaría la situación por unos 3 o 4 meses. “Tenemos que decirle a la ONU que se declare la crisis humanitaria en Venezuela por las malas políticas públicas en materia de salud. Se nos están muriendo pacientes por hipertensión arterial y ocular”, denunció.